Semana: «Laudato Sí 2020»

“Sana nuestras vidas, para que seamos protectores del mundo y no depredadores” (Laudato Si’, 246)

Mientras conmemoramos la encíclica durante la Semana » Sí», nuestro mundo está siendo profundamente afectado por la pandemia de coronavirus.

La Semana Laudato Si’ nos ayuda a redefinir el mundo que surgirá después de que la pandemia haya pasado. La crisis actual es una oportunidad para empezar de nuevo, y para asegurarnos de que el mundo que surja después de que esta crisis haya pasado sea sostenible y justo.

Laudato Si’ nos recuerda que “todo está conectado” y trágicamente, esta catástrofe sanitaria tiene mucho en común con la catástrofe ecológica.

  • Ambas son emergencias mundiales que afectarán a muchas personas, tanto directa como indirectamente.
  • Ambas son sufridas más gravemente por los pobres y vulnerables, y ambas dejan al descubierto las profundas injusticias de nuestras sociedades.
  • Ambas se resolverán sólo a través de un esfuerzo conjunto que apele a nuestros mejores valores comunitarios.

Mientras nos preparamos para la Semana Laudato Si’ y el camino a recorrer después, reflexionemos juntos sobre cómo las lecciones de la encíclica nos guían a través de la crisis actual.